Por si no lo tiene claro al consultar con un abogado negligencia médica

Su abogado negligencia médica estará al tanto de esto, con toda seguridad, pero, con un grado similar de certeza, usted no. Nuestro objetivo es exponerle, en pocas líneas, los principios básicos en que se basa la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica. Estos son 7 que se corresponden con cada uno de los apartados en que se subdivide el apartado 2 de esta ley. En cualquier caso, esto nunca debe sustituir la asistencia de un abogado negligencia médica. Es más, conocerlos le será de ayuda para animarle a contar con los servicios de un abogado negligencia médica.

Según el primer principio, todo lo relativo al tratamiento de la información y la documentación de carácter clínico, habrá de guiarse por “La dignidad de la persona humana, el respeto a la autonomía de su voluntad y a su intimidad”.

El segundo de los principios apela al consentimiento informado. Según este, las actuaciones dentro del ámbito sanitario deben ser consentidas por el usuario, estando este plenamente informado y realizándose este consentimiento por escrito y según dicta esta ley.

El tercer principio hace referencia a la libertad de los usuarios para elegir entre las opciones disponibles. Al igual que en el caso anterior, es indispensable que el paciente esté plenamente informado al respecto.

El cuarto principio hace referencia a la libertad del paciente a negarse a recibir tratamiento. En ese caso, deberá expresarlo por escrito. Decir que, en los casos previstos por la Ley, este derecho queda anulado.

El quinto principio es un deber, una obligación. En este caso se trata de la obligación de los pacientes de facilitar información sobre su estado de salud, de forma veraz. Igualmente, establece el deber de todos los usuarios a colaborar para extraer datos sobre su estado físico o de salud, haciendo especial hincapié en casos de interés público.

El sexto principio trata sobre el deber de los profesionales médicos de hacer valer los derechos aquí mencionados, así como de prestar sus técnicas de forma correcta.

Por último, se hace referencia al deber de la persona responsable de los datos de los usuarios “a guardar la reserva debida”.

Estos principios pueden se basan en los derechos y deberes básicos de las personas, tal como se expresa en la Declaración de Motivos de esta ley. Sus derechos pueden ser violados cuando se comete una negligencia médica. Si cree que esto le ha ocurrido, póngase en contacto con un abogado negligencia médica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *