Los abogados de extranjería en Madrid acudieron en defensa de la Justicia gratuita

Los abogados de extranjería en Madrid acudieron el pasado 26 de septiembre a una convocatoria celebrada en los Juzgados de Plaza de Castilla, en defensa del turno de oficio, el cual se ha visto seriamente afectado por los recortes emprendidos por el actual Gobierno. En este sentido, los recortes vienen por dos frentes. Por un lado, se recorta hasta un 20 % los baremos de pago a los abogados del turno de oficio; por otro lado, hay un recorte a los servicios públicos, el cual se traduce en elevadas tasas, una especie de copago de la justicia, similar al copago farmacéutico. En este sentido, en la web de la Asociación Profesional de Abogados de Extranjería de Madrid (APAEM) se pronunciaron al respecto de esta manera: “Lo más sangrante son las tasas discriminadas y desproporcionadas para inmigrantes”.

Las mencionadas tasas se situarán, para la población inmigrante, entre los 30 y 80 euros. El resto de ciudadanos tendrán que pagar, por el contrario, unas tasas inferiores a los 10 euros, para todo tipo de trámites. Las tasas discriminatorias apuntadas aquí por la asociación son evidentes. Los abogados de extranjería en Madrid se unen, con estas motivaciones, a la convocatoria realizada por la Asociación de Letrados por un Turno de Oficio Digno (ALTODO).

Los abogados de extranjería en Madrid somos conscientes de que esta situación agrava la ya de por sí precaria situación de la población inmigrante. Si las dificultades y los trámites no eran ya suficientemente largos y tediosos, ahora se incluyen unas tasas que, en muchos casos, pueden constituir una gran dificultad a la hora de ser asumidas. De ahí que, además de protestar por la injusticia laboral que están sufriendo los abogados de oficio, es importante luchar por los servicios sociales, entre los que se encuentra la Justicia gratuita. La reivindicación por parte de los abogados de extranjería en Madrid están más que justificadas, tanto por nuestro compromiso social, como por solidaridad hacia nuestros compañeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *