¿Cómo demostrar que se cumplen los requisitos para el arraigo social?

Requisitos para el arraigo social

Si eres inmigrante y tu situación es irregular, entonces debes regularizarla, si quieres permanecer en España. Y es que el actual gobierno ha complicado los trámites, además de estar pensando en dificultar la estancia de inmigrantes irregulares en el país. Sin entrar en valoraciones políticas sobre el asunto en cuestión, nuestro objetivo en esta entrada es exponer los modos de demostrar el arraigo social, una medida que se ha de utilizar en casos excepcionales. Veremos aquí en qué consiste, cuáles son los requisitos que se han de cumplir y cómo se puede demostrar la existencia de este arraigo social. Merece la pena añadir aquí que visitar a un abogado extranjería es lo más aconsejable que se puede hacer en estos casos.

 Requisitos-para-conseguir-arraigo-social

1. ¿En qué consiste el arraigo social? Requisitos

Se trata de una condición en la que caen aquellos inmigrantes que puedan acreditar su permanencia en España durante un periodo de al menos tres años, contando en todo caso con un contrato de trabajo firmado por el trabajador y el empresario. Este contrato debería ser de al menos un año de duración, en el momento de la solicitud. El interesado también ha de carecer de antecedentes penales tanto en su país de origen como en España.

Además de lo anterior, deberá de acreditar la existencia de vínculos familiares con otros extranjeros residentes en España. En su defecto, deberá presentar un informe en el que se acredite su inserción social en la ciudad en la que reside. Este informe ha de estar emitido por el ayuntamiento de la ciudad en la que resida el interesado.

2. Cómo demostrar el arraigo social 

Para demostrar el arraigo social, el interesado deberá demostrar que se cumplen todos y cada uno de los requisitos  que hemos mencionado en el anterior epígrafe. De este modo, en orden a esto, deberá:

1. Demostrar los 3 años de residencia: para esto el interesado puede presentar todo tipo de documentos oficiales que acrediten que ha residido en el país durante todo este tiempo. Estos pueden ser la tarjeta sanitaria, el certificado de empadronamiento o cualquier otro.

2. Para demostrar que no tiene antecedentes penales en su país de origen, deberá presentar un certificado de penales legal y traducido. Para demostrar que no los tiene en España no necesitará nada, puesto que la policía cuenta con los datos pertinentes.

3. Necesitará un contrato de trabajo de al menos un año de duración. En este ha de figurar una clausula en la que se establezca explícitamente que este no se inicia hasta que se haya regularizado la situación del trabajador.

4. Por último, necesitará tener un familiar en primer grado residiendo legalmente en España o, en su defecto, un certificado de inserción social municipal, que expiden en los Servicios Sociales de los ayuntamientos.

 

 

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *