Abogado de extranjería en Madrid y centros CIE

Cualquier abogado de extranjería en Madrid considera los centros CIE como una especie de campos de concentración encubiertos, en los cuales se aglutina a la población inmigrante antes de que esta sea expulsada del país. La mayoría de personas que están encerradas en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) son personas que no han cometido delito alguno, únicamente son culpables de una falta administrativa, a saber, su situación en nuestro país no está regularizada. Como hemos sabido recientemente gracias a un estudio realizado por Pueblos Unidos, estos centros deberían ser desmantelados.

Abogado de extranjería en Madrid y situación jurídica de los internos en los CIE

En principio, los internos en los CIE solo tendrían que tener coartado su derecho a la libertad de movimiento y nada más. Sin embargo, la gente que está interna en estos centros ven violados muchos de sus derechos, tal y como revela el informe de Pueblos Unidos al que hemos hecho mención más arriba. El impacto psicológico que sufren los internos en estas circunstancias es demasiado grande, sobre todo teniendo en cuenta que solo el 27 % de los que allí se encuentran tienen antecedentes penales.

Por otra parte, el desconocimiento que tienen de su situación jurídica es alarmante, muchos de ellos ni siquiera tienen forma de contacto con su abogado de extranjería en Madrid.

Abogado de extranjería en Madrid: racismo y limitaciones de derechos en los CIE

Según el informe de Pueblos Unidos en los CIE se producen abusos policiales violentos hacia los internos los cuales se fundamentan en el racismo. Existen numerosas quejas al respecto, además de quejas respecto a la obstaculización a la hora de investigar estos casos de abuso. Asimismo, las condiciones de vida de las personas internadas en estos centros son bastante precarias y lamentables. La privación de derechos en estos centros está a la orden del día. A esto hay que sumarle los internos que tienen hijos menores a su cargo así como aquellos que padecen enfermedades mentales.

En definitiva, los centros CIE son una especie de campos de concentración en los que el Gobierno de España aglutina a la población inmigrante cuya situación en España sea irregular. La mayoría de los internados no han cometido delito alguno. Además de esto, los derechos de estas personas se violan de forma sistemática, encontrándose en una situación de indefensión. Son víctimas de la violencia policial y del racismo, además de vivir en centros superpoblados y con unas condiciones de vida bastante precarias. Tampoco conocen su situación jurídica y, en muchos casos, ni siquiera conocen el nombre de su abogado de extranjería en Madrid, con el cual tampoco suelen tener forma de contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *